sábado, 11 de enero de 2014

Me he dado cuenta, en éstos días en que apenas abro el blog. 

He visto pequeños horrores por casualidad, eso de no revisar en las entradas un tanto ya añejas antes de publicarlas ya no se me dá. Cometí pequeños errores de dedos, faltas que se plasmaron en el "ahi se va". En los meses anteriores estuve muy ocupado, principalmente en el mes de noviembre. No tenía otra cosa en mente mas que el mentado trabajo recepcional. Trabajo que vine finalizando y empastando a principios de diciembre, cuánta gastadera. Fácil unos cuatroscientos o quinientos pesos. Después de eso, en lo que quedó del mes de diciembre ayudé en todo lo que pude en los quehaceres de la casa, ya estando en vacaciones. Se acercaba el aniversario de mis dadores. No tuve regalo puesto que no tuve dinero, sólo mi presencia en cuerpo y alma. Vino el fin de año y fin. Tengo sólo una meta.

 Se siente tan bien ya no tener que preocuparse por materias y por el horario que antes, en  cada semestre hacías. Este mes es el último pago a la facultad, prácticamente ya estoy a casi nada de titularme. Sólo falta el examen :S

Adios puerto. Te extrañaré nulamente, sólo por ciertos asuntos que me marcaron, osea nada.

1 comentario:

  1. Espero encuentres el tiempo para retomar tu blog.

    un saludo

    ResponderEliminar